DERECHOS DE LAS MUJERES Y LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA

  • La gran mayoría de los entrevistados cree que en los últimos años hubo un avance significativo en acortar las brechas raciales, culturales y económicas en el país. Sin embargo, también se presentan afirmaciones, como las de Susana Seleme, que entiende que en el país “no hubo inclusión real”.
  • Fernando Mayorga sostiene que hubo un cambio objetivo con la nueva Constitución Política del Estado, aprobada en 2009. 
  • Mónica Novillo señala, por su parte, que en el tema de los derechos de la mujer hay más avances normativos, que cambios de mentalidad. Ante ello es necesario trabajar en cambios culturales, educativos y simbólicos, en todos los eslabones de la sociedad. “Bolivia es el segundo país en el índice de paridad política, es un gran logro, sin embargo es el primer país de Sudamérica con los índices más altos de feminicidios; de cada 10 mujeres, 7 sufren violencia”.
  • Shirley Franco afirma que “la desigualdad de género es un problema de la democracia”.
  • Todos los entrevistados señalan que es necesario convertir el tema de los derechos de la mujer y la lucha contra la violencia de género en un tema central de la agenda público privada en el país. Sin embargo, se observa, que sólo aquellos (as) expertos en esta temática, tienen respuestas específicas.
  • La violencia contra las mujeres es entendida por Novillo como la expresión de un sistema de dominación, que organiza las relaciones sociales a partir de la supremacía de los hombres; se basa en la idea de que el hombre es superior a la mujer. La violencia está naturalizada en nuestra sociedad, así como las herramientas de disciplinamiento del comportamiento de las mujeres.
  • Es mayoritaria la opinión de que, en lugar de reconocer nuevos derechos, el país debe hacer efectivo el cumplimiento de los derechos que establece la Constitución Política del Estado.
  • No obstante, en algunas entrevistas surgen propuestas para el reconocimiento de nuevos derechos, ligados a los derechos sexuales y reproductivos, derecho a la unión entre personas del mismo sexo o derecho al aborto. Pero también se propone ampliar los derechos de participación ciudadana; Violeta van der Valk señala que es necesario que exista un derecho a la participación ciudadana individual y no mediatizada por organizaciones sociales, asimismo plantea que se reconozca el derecho de acceso a la información pública. Gabriel Baracatt plantea introducir los derechos de la naturaleza y los derechos de los sectores vulnerables (adultos mayores, discapacitados, etc.). Yerko Rodríguez propone que se reconozcan los derechos digitales, ligados al acceso a la tecnología y al internet, pero además que se reconozca el derecho a la privacidad. Marisel Hinojosa plantea introducir el derecho a recibir servicios públicos con calidad.