RIESGOS, REFORMAS, PRIORIDADES

  • Existe una opinión en los entrevistados que sostiene que viviremos un largo tiempo de transición (de 5 a 10 años), hacia un nuevo orden político nacional.
  • Sin embargo, todos los entrevistados manifiestan que no tiene sentido una transformación mayor de la Constitución Política del Estado y el andamiaje del Estado Plurinacional. Es necesario cumplirlo y mejorarlo. Manifiestan no estar de acuerdo con un cambio radical en el modelo político y económico adoptado por el país. El horizonte simbólico político que abre el Estado Plurinacional se mantiene indicando el trayecto a recorrer.
  • Lo que sí es necesario cambiar, en especial, es aquella forma o el enfoque de gobierno ligado al abuso y al autoritarismo. Y, por otro lado, es necesario cumplir y hacer efectivos los postulados de la Constitución Política del Estado Plurinacional. En criterio de los encuestados, se trata de trabajar en reformas y no cambios radicales:
  • En cuanto a las percepciones de riesgo, como efecto de la crisis sanitaria, aparecen 3: crisis económica, crisis de salud y violencia política:
  • Respecto al riesgo para la democracia tras los comicios del 18 de octubre, resaltan 2 riesgos: violencia política y no reconocimiento de los resultados:
  • Por otro lado, de cara a superar la crisis desde la gestión de los GADs, en la encuesta se identifican claramente 2 prioridades:
  • Sobre la estrategia frente a la crisis económica, una mayoría (58%) favorece un rol activo del estado en la recuperación de las PyMes y generar empleo. El resto (42%) considera necesario facilitar el rol del mercado y la conectividad para la recuperación económica:
  • Asimismo, el desarrollo de la tecnología y el comercio digitales son considerados como áreas muy importantes para una futura estrategia de recuperación económica, junto a la agricultura y la industria:

Resalta ahí que la priorización que reciben dos áreas que van de la mano, desarrollo de tecnología digital y comercio digital, juntas suman casi 22%, constituyéndose en uno de los sectores a ser priorizados para la estrategia departamental de reactivación económica. También resulta muy interesante que el sector gas y petróleo, que a lo largo de los últimos casi 20 años fue uno de los sustentos de la economía nacional y potente promesa para el futuro del país, cae estrepitosamente, recibiendo tan solo un 3,61%, como área de la economía a privilegiar para la reactivación económica.